Funerales bergas.

Renard Matthews es el nombre de este carnalito que pasó a mejor vida, víctima de la delincuencia en Nueva Orleans, en un asalto donde le arrebataron la vida y su celular.

Con tan solo 18 años, su familia decidió honrarlo con un funeral donde sentaron su cuerpo en una exhibición donde simula jugar videojuegos, con su ropa, comida y actividades favoritas.

La familia sigue una reciente tendencia donde el ataúd sale sobrando y pretende ser más cálida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: