Peluquero gandalla

Pues resulta que pedir un “corte diferente” y establecer que el peluquero puede “hacer lo que quiera” no combinan bien.

Así que no hay mucho que agregar, a este prietito lo metieron en aprietos su bocota y toparse con un peluquero gandul que además grabó todo, aquí el momento:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: