Por andar perreando unos morros reciben plomo en la Álvaro Obregón

La tira anda buscando a un ojete que agredió a tiros a unos morros en la Álvaro Obregón por estar bailando perreo intenso con su sobrina en una fiesta.

El tío de la morra al ver que Yael bailaba reggaeton con su sobrina, empujó al morro, este al sentirse intimidado decidió abandonar la fiesta y salió con otras dos menores.

🦇🦇Habemus batichica y sí prende la neta, aunque es tortilla ✂✂

Al caminar por la calle Torre de Potrero, en la colonia del mismo nombre, Yael y sus amigas fueron alcanzados por el tío de la morra; este los plomeo con una pistola calibre 9 mm hiriendo en la mano a Yael de 16 años, en un glúteo a Andrea de 15 y un tiro en la cabeza alcanzó a Pilar de 14 años.

torres de potrero.PNG

Los vecinos al percatarse de las detonaciones salieron y encontraron a los chavitos en el piso, de inmediato los llevaron en autos particulares a un hospital.

Los morros describieron al agresor como un hombre de 1.60 metros de estatura, gordo, vestía chamarra negra y pantalón de mezclilla, aproximadamente de entre 40 y 45 años de edad.

Don vergas termina con la fiesta de don chingón a punta de plomazos

Al parecer el agresor estaba alcoholizado y despues de rafaguear a los menores se fue caminando como si nada.

Familiares de los agredidos piden justicia para los morros, que hasta el momento Yael y Andrea están fuera de peligro, pero Pilar quien recibió un disparo en la cabeza se encuentra en estado crítico.

La policía entrevistó a los dueños del domicilio donde se celebraba la fiesta, pero desafortunadamente no han podido encontrar al agresor.

No cabe duda de que el reggaeton es una mamada de género, pero balear aunos morros por andar perreando es estar demente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: