Por entrarle duro a los chetos y chucherías, una morra perdió la vesícula

Vaya sorpresa la que se llevó una doña originaria de Memphis, Tennesse, allá en el gabacho, quien aseguró que la operación en que a su hija le quitaron a vesícula biliar fue provocada por las frituras picantes.

Esta morra era adicta a los chetos y todas las chucherías picositas que fueron culpables de la gastritis que había adquirido meses atrás.

“Cuando mi hija tuvo que ser operada, supe que debía decírselo a todos”, expresó Rene Craighead ante las cámaras del noticiero Canal 3 de la localidad.

“Los ama [las frituras picantes]. Cada vez que salgo me dice ‘Tráeme unos Takis Fuego, tráeme unas papas picantes’. Quiero hacerla feliz, así que se los traigo. Estaba comiendo bolsas grandes de las frituras e incluso se las llevaba a la escuela”, relató la preocupada mamá.

Pero las cosas se pusieron gachas y la adolescente tuvo que ser operada de emergencia, por lo que le quitaron la vesícula y todo por su adicción al cheto y no precisamente del que es de carne.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: