Por ocultar la verdad a su esposo, ahora tendrá que pagar una mega lana

Por lo regular, cuando un matrimonio termina valiendo barriga y hay morros de por medio, el hombre es quien termina ensartado con la pensión y de más cosas que conllevan una separación.

Pero esta noticia sí está de no mames por cómo se dan los hechos. Resulta que en Cataluña, España, en la ciudad de Gerona, un hombre llamado Feliciano demandó a su ex esposa Concepción por un pequeño detalle, que la inche vieja ojete, se le olvidó mencionar que el hijo que tanto aman y que criaron con mucho amor, resultó no ser hijo del hombre.

Las cosas pasaron así: la pareja se casa y con el tiempo tienen un hijo, hijo que fue resultado del engaño por parte de la mujer, la mujer no le dice al hombre y pasan los años y el hombre cree que es su hijo, el tiempo pasa y por otras cuestiones el matrimonio termina, se divorcian y el hombre se hace cargo de la manutención de su “hijo”, pero unos 22 años después, el morro le revela a Feliciano que no es su hijo.

Como resultado de este desmadre, Feliciano tuvo que ir con un psicólogo, pues está cabrón crear lazos con el que crees que es tu hijo y después de 22 años te dicen que nel, que siempre no es tu chavo.

Feliciano presentó una demanda contra Concepción y el juez le dio la razón a Feliciano; ahora la mujer tendrá que pagar la cantidad de 147 mil 269,68 euros, algo así como unos $3 millones 334 mil 122.98 pesitos, leve, casi nada.

Esta fue la cantidad que la mujer tendrá que pagar por los gastos del psicólogo, la manutención que pagó el hombre después del divorcio y por el daño moral que la mujer le causo al exesposo, ya que la corte consideró que el daño causado es grave, que la pérdida del vínculo paterno después de 22 años esta muuuy ojete.

Así que chavos, hay que andarse con mucho pinshe cuidado con esas viejas, que uno luego quiere ser buen pedo y ellas terminan dándote unas patadas en los aguacates.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: