Bala perdida termina con su corta vida

El lunes por la tarde un joven de 15 años de nombre Jesús Antonio Hernandez fue sorprendido por una bala perdida cuando estaba en la escuela. Versiones oficiales indican que el joven jugaba en las canchas de la Secundaria técnica N° 60, eran aproximadamente las 18:00 horas cuando la bala lo encontró por la espalda.

Este tuit, describe muy bien la situación que atraviesa el país, pues desafortunadamente así como Jesús, muchos jóvenes pierden la vida a causa del crimen organizado.

 

Las primeras investigaciones, indican que la bala perdida pudo ser consecuencia de una persecución entre policías y chacas de la zona, cosa que en Reynosa, Tamaulipas es muy común. policía Federal y Fuerza Tamaulipas hicieron las primeras pesquisas, pero pues obviamente aún no hay detenidos, qué pinche raro.

Amigos profesores y compañeros de la secundaria asistieron al funeral del joven Jesús ayer por la tarde.

La alcaldesa Maki Ortiz Domínguez lamentó los hechos y pidió apoyo a las fuerzas Federales para reforzar su presencia y hacerle frente al crimen organizado.

Qué triste es ver a un joven que intenta superarse, morir de una forma tan desafortunada, qué triste es ver a un país tan bello podrirse por gobiernos que lo único que buscan es el beneficio propio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: