Un Oscar no es un gol, es un reconocimiento en lo individual y a una industria no mexa ¡Aguas con ese tren!

De las 8 últimas entregas de los Oscar a mejor director, 4 han sido invadidas por banderas tricolores. Es decir, la mitad de los premios en esta categoría pertenecen a un mexicano, siendo Gónzalez Iñárritu el único que ha dobleteado, y dos años seguidos, además. Sí, oquei sí muy buen momento para estos realizadores mexas, pero eso no quiere decir que es cine mexicano.

Los mejores directores mexicanos según la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas (en inglés: AMPAS; Academy of Motion Picture Arts and Sciences):

2013 Alfonso Cuarón por Gravity

86th Annual Academy Awards - Show

2014 Alejandro Gónzalez Iñárritu por Birdman

1424650515_324079_1424677522_noticia_fotograma

2015 De nuevo Gónzalez Iñárritu por The Revenant

GettyImages-512945768

Y ayer, de los tres amigos, Guillermo del Toro logró lo propio al coronarse como el mejor director de 2017 por The Shape Of Water

giphy

Así del Toro, iguala a Gónzalez Iñárritu ganando como Mejor Director  y también ganando el Oscar a Mejor Película con La Forma del Agua, como el “Negro” Iñárritu con Birdman. Ganaron otras cosas, también Cuarón pero éstas son las preseas que realmente los hacen ganar adeptos, no así para el cine mexicano.

2013 12 Years Slave

2014 Birdman

2015 Spotlight

2016 Moonlight

2017 The Shape of Water

Pero el cine mexicano no ganó nada… (NO GANÓ NI MADRES)

En primer lugar quiero señalar que aunque, obvio, nos sentimos orgullosos de realizadores como Alfonso Cuarón, Alejandro González Iñárritu, Guillermo de Toro y Emmanuel Lubezki, los proyectos con los que han triunfado en EU y en los premios Oscar, no pertenecen a la categoría de cine mexicano.

El primer gran problema para el cine nacional, es la exhibición y promoción de sus cintas.

Made in Mexicou?

La bronca acá es la difusión y promoción de las cintas mexicanas, y que si a las mismas no les va chido en algún festival internacional previo, acá no hay mucho o nada de eco.

Tenemos el ejemplo, de “La región salvaje” de Amat Escalante” misma que la cadena Cinemex decidió no incluirla en su catálogo, por “falta de espacio” es mismo año y el año pasado “Las Hijas de Abril” de Michel Franco tuvo un excelente recibimiento (para ser mexa) gracias a que tuvo mucho punche mediático por lo bien que le fue en Cannes.

Pero… qué pasaría si los tres directores más reconocidos de México se hubieran quedado aquí a hacer sus películas ¿Habrían triunfado?

No sabemos, pero lo que sí sabemos es que aquí nos falta mucho para poder llegar a las producciones que hoy ellos tres hacen.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: